Uñas y salud

El cuidado de las uñas de manos y pies es importante no sólo por razones estéticas, sino también por motivos de salud. Puede prevenir enfermedades fúngicas, sobrecrecimientos dolorosos dentro del dedo o infecciones cutáneas.

Pero ¿sabía que sus uñas pueden revelar información valiosa sobre su salud general? Las uñas sanas son lisas, rosáceas, sin hoyos ni surcos. Tienen una consistencia y un color uniformes.

Las manchas, surcos, hoyos o protuberancias pueden ser síntomas de diversas enfermedades. Los problemas de hígado, pulmones o corazón pueden manifestarse en las uñas. Siga leyendo para descubrir qué secretos pueden revelar sus uñas.

Las uñas con manchas blancas son bastante comunes. Profesionalmente, este fenómeno se denomina leuconiquia punctata y suele ser causado por microtraumatismos anteriores. Las manchas así formadas son inofensivas y crecen junto con las uñas. Sin embargo, también pueden significar problemas de salud como anemia, ingesta insuficiente de minerales en la dieta (especialmente calcio, zinc o selenio), enfermedades cardíacas y renales, e incluso pueden ser un signo de intoxicación.

Si las uñas son mayoritariamente blancas por todas partes y tienen bordes más oscuros preste atención, ya que un problema hepático, la ictericia, podría ser el culpable.

Una de las causas más comunes de las uñas amarillas es la infección por hongos. En su fase más avanzada, los lechos ungueales también pueden encogerse, las uñas engrosarse y empezar a desmoronarse. En casos excepcionales, las uñas amarillas también pueden indicar problemas más graves de tiroides, pulmones, diabetes o psoriasis.

Las uñas azuladas se dan en personas con un aporte insuficiente de oxígeno al organismo, debido a enfermedades pulmonares como el enfisema. Algunos problemas cardíacos también pueden estar relacionados con las uñas azuladas.

Si la superficie de la uña está ondulada o presenta hendiduras o surcos, puede ser un signo precoz de psoriasis o artritis inflamatoria. En el caso de la psoriasis, las uñas pueden además estar hundidas en forma de cuchara. Las hendiduras y surcos transversales también pueden estar causados por la gota, una infección o una intoxicación del organismo.

Las uñas secas y quebradizas, que a menudo se agrietan, parten y rompen, pueden ser un síntoma de enfermedad tiroidea. Si tienen un tinte amarillento adicional, la causa probable es una enfermedad fúngica.

Si la piel que rodea la uña está enrojecida e hinchada, probablemente tenga el lecho ungueal inflamado. La mayoría de las veces, el organismo reacciona ante una infección bacteriana que puede introducirse fácilmente bajo la piel, justo alrededor de la uña. La inflamación del lecho puede producirse por una manicura inadecuada, por morderse las uñas, por arrancarse los padrastros, etc. Para su tratamiento, como regla general, se utiliza la aplicación local de cremas antisépticas. Además, debe evitarse el contacto con productos de limpieza y otros productos químicos. La higiene minuciosa como forma de prevención debe ser una cuestión de rutina.

Las líneas oscuras bajo las uñas están causadas por el pigmento melanina. Hay varias causas posibles para la aparición de estas líneas; si no son el resultado de una lesión, es aconsejable un examen por un médico, ya que su presencia aumenta la sospecha de melanoma, un cáncer de piel.

Las pequeñas depresiones y hoyos en las uñas son comunes en las personas con psoriasis, pero también pueden ser el resultado de una lesión anterior en las uñas. Los hoyos también se asocian a afecciones en las que la cutícula de la uña está dañada, como la dermatitis crónica de los dedos o la enfermedad autoinmune alopecia areata, que provoca la caída del cabello.

¿Después de leer la lista de síntomas anterior tiene la seguridad de estar enfermo? No se preocupe excesivamente. Aunque los cambios en las uñas suelen acompañar a diversas enfermedades, muchas anomalías son inofensivas. No obstante, si sigue preocupado por el aspecto de sus uñas, visite a su médico y coméntele el problema.

Group 145

Póngase en contacto con nosotros

ruka iconka